ENTREVISTA A FERNANDO CORRAL, ACTOR DE «UN VERANO EN SALAMANCA»

Uno de los subgéneros más famosos de las pelis de tarde es el de «alemanes de vacaciones», ese que llena nuestras sobremesas de germanos recorriendo mundo, siempre en destinos soleados y, para ellos, exóticos. Muchos son los ejemplos de este formato: «Un verano en Sicilia», «Un verano en la Provenza», «Un verano en Grecia»… Pero si hay algún título que destaca dentro de este tipo de films es «Un verano en Salamanca» (Ein Sommer in Salamanca). En ella, dos hermanas teutonas, Nicola y Rike, viajan a dicha ciudad para pasar unas semanas como voluntarias trabajando en una granja. Allí conocen a dos hermanos españoles, Carlos y Pablo, y entre ellos surge el amor.

El actor alicantino Fernando Corral fue el encargado de dar vida a Carlos, y ha tenido a bien atendernos para hablar de esta obra cumbre de la sobremesa, de los entresijos de su rodaje y de otros proyectos en los que ha participado.

Los protagonistas de «Un verano en Salamanca», con Fernando Corral a la izquierda.
  • Supongo que eres consciente del revuelo que se forma en twitter cada vez que emiten «Un verano en Salamanca». ¿Cómo llega un actor español a participar en una de esas producciones alemanas que llenan las tardes de La1 de tve?

Sí, la verdad es que sí que lo sé porque, a pesar de no ser muy de twitter, soy el primero en meterme en esa red social a ver los comentarios de la gente y por supuesto a echarme unas risas buenas con ellos.

Yo conseguí  rodar esa película por pura cabezonería. Acababa de rodar “The Glorious Seven” que es de un director alemán, y durante todo el rodaje me comuniqué con él y con su equipo en alemán, así que me dije a mí mismo “¿por qué no intentas trabajar en Alemania?” Y como suelo ser bastante tenaz con las cosas que quiero, al llegar a Alicante me senté en el ordenador y envié 326 emails a todos los directores, directores de casting y productores que encontré. No me contestó ninguno hasta tres años después que recibí un mail de la directora de casting Manolya Mutlu (a la cual estoy enormemente agradecido) ofreciéndome el papel. Hice un par de pruebas y me lo dieron. Me costaba creerlo por el tiempo que había pasado pero sí, lo conseguí.

  • Cómo es trabajar en el rodaje de un tipo de film tan concreto, con una fórmula muy repetida, destinado, en principio, a la audiencia alemana y con la mayor parte del equipo formada por alemanes.

Fácil. Bueno, fácil si no intentas saber el por qué de todo lo que hacen jajaja. Trabajar en una película de este tipo es muy fácil ya que no le dan una especial importancia ni a los fallos de raccord, ni a la interpretación, ni a prácticamente nada. No hacen ensayos y ruedan casi del tirón. Así que desde el punto de vista actoral no puedo decir que sea un trabajo duro o difícil.  Lo más complicado fue aprender el guión en alemán, pero a mi me gusta mucho el idioma así que no fue tan dificil. El hecho de que el equipo estuviera formado por el 95% de alemanes, para mí fue un regalo, porque otra cosa no, pero organizados son mucho. Y sobre la película en si, qué puedo decir jeje… que  todo lo que os hayáis preguntado sobre ella, TODO, absolutamente todo, me lo pregunté yo también conforme avanzaba el rodaje. Incluso ya en las pruebas de vestuario recuerdo decirle a la compañera encargada que no tenía mucho sentido mi vestuario en según que escenas. Ella me miraba y me decía “Fernando, no le busques el sentido” jajaja.. yo me partía de risa.  En pleno rodaje, aún algo incrédulo al ver ciertas escenas, le pregunté al director por ellas y él siempre me decía “no te preocupes Fernando, esto funciona!” (Que básicamente es lo mismo que decir, “¡calla coño, que me pagan por hacer esto y me vas a estropear el chiringuito!” Jajaja) Así que me callé y no opiné más, al menos abiertamente, ya que “ese” es el producto que ellos querían.  A nivel de equipo tengo que decir que la  gente y la organización fue espectacularmente buena, con el 100% de ellos me entendí a las mil maravillas a pesar de solo haber dos o tres españoles.

En general hubo muy buen ambiente. Eran todo actores alemanes y austriacos y mi relación con todos ellos fue buena. De todos aprendí cosas interesantes y volvería a trabajar sin problema alguno con todos ellos. En particular con Manuel Cortez, mi hermano en la peli, con Karlos Klaumannsmoller y con Maria Bossom, con quienes me entendí muy bien y aún hoy en día mantengo una buena relación.

  • Háblanos de la escena en la que acompañas a «Rike» a comprar un jamón y ella pasea por las calles salmantinas con él al hombro, ¿cómo surge este icónico momento?

Esta es una de esas escenas en las que no puedo borrar mi sonrisa de la boca, pero por lo absurdo del momento. A los alemanes, como habréis podido observar, les gustan los estereotipos más que el pan. La gente por la calle nos miraba con una cara que yo no sabía ni donde meterme jajaja… pero a ellos les daba igual. ¡Ellos estaban convencidos que era una super idea! La idea surge en guión, no es algo que inventaran en el momento. Y sí, lo sé, es realmente un momento muy de peli de tarde cutre, pero ¡y las risas que nos hemos pegado!

Una pausa del rodaje, con el jamón como protagonista.
  • A pesar de que el film de «Un verano en Salamanca» se ha emitido ya varias veces en La1, todavía no eres un rostro habitual en los cines y televisiones españolas. Háblanos un poco sobre tu carrera (desde cuando te dedicas a la actuación, si siempre fuiste actor, tus primeros papeles…)

No, no fui siempre actor. Con 12 o 13 años vi un festival en el colegio sobre “Siete novias para siete hermanos” que me marcó mucho y me dije que algún día sería actor. Pero me fui 6 años a viajar por Europa a aprender idiomas y trabajé en todo tipo de cosas, ¡tengo tres hojas de vida laboral! Jajaj. Y es en Alemania donde encuentro paseando por Munich, en una farola, un anuncio en español donde buscaban actores con mis características para una obra de teatro. Me presenté, me eligieron y hasta ahora no he parado de hacer cosas. Cortos, figuraciones, series web, series, tv, largometrajes, espectáculos, publicidad… en fin, nada nuevo, lo que hace cualquier actor que quiere subir puestos en el escalafón. Mis primeros trabajos fueron dos obras de teatro, figuraciones en películas como “Didi Hollywood” o “Canciones de amor en Lolita’s club”,  un espectáculo del lejano oeste en el que fui director y actor protagonista del mismo (con la música de siete novias para siete hermanos, por supuesto!) y una serie web que se llamaba Princesa Rota sobre la trata de blancas. Pero es en 2013, cuando consigo mi primer papelito en la serie “Águila Roja” y la película “The Glorious Seven”, cuando decido ir a por ello en serio. ¡Y en esas sigo!

Fernando Corral como el Capitán Francisco de Cuéllar.
  • Cuáles han sido tus proyectos más recientes y en qué estás trabajando actualmente.

Mis últimos trabajos han sido un mediometraje basado en hechos reales que rodé el año pasado aquí en Irlanda (donde resido) sobre la vida del Capitán Francisco de Cuéllar en la Armada Invencible, y otro papelito en un capítulo de la serie Parot que se emitirá en primavera. Actualmente estoy confirmado en un proyecto pequeño pero que me motiva mucho con mi amigo y compañero Ivan Gisbert, y esperando noticias, de un par de proyectos más, pero bueno, nada que pueda confirmar ya. Como siempre, esta profesión es una espera constante, ¡pero con ilusión se lleva todo mejor!

¡Muchas gracias por la entrevista! Ha sido un placer. Me seguiré riendo con los comentarios de vuestros lectores. ¡Gracias por apoyar ese cine de siesta! ¡Hasta la próxima!

(Si queréis saber más sobre Fernando Corral, aquí tenéis los links a su web y a su instagram)

3 respuestas a «ENTREVISTA A FERNANDO CORRAL, ACTOR DE «UN VERANO EN SALAMANCA»»

  1. Como mi experiencia como entrevistada por Peli de Tarde tengo que decir que esta entrevista es buenísima, qué buen rollo entre los dos, qué sentido del humor, me he reído mucho con eso de que no entendiera el argumento, un saludo, muy buena, de verdad,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *